El Levantamiento Indígena y Paro Nacional de Octubre

Por: Nelson Atupaña Chimbolema
Kichwa de la Nación Puruhá, Abogado
Enero 17 de 2019

Parte I     Parte II

Es importante que se conozca la verdad sobre el levantamiento indígena y popular de octubre del año pasado. El movimiento indígena del Ecuador se levantó, porque después de más de dos años de diálogo no se resolvieron los temas centrales planteados por el movimiento indígena en la mesa de diálogo con el gobierno de Lenin Moreno, al contrario, tomó una decisión unilateral, el de eliminar los subsidios a los combustibles, a través de la expedición del Decreto N° 883.

Por ello, el 03 de octubre iniciaron varias manifestaciones, movilizaciones y lucha indígena y popular en todo el país. Fue convocada por el movimiento indígena, a través de la Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador – CONAIE conjuntamente con el resto de organizaciones sociales como una agenda de reivindicación económica. Distintos sectores como las comunidades, las nacionalidades y pueblos indígenas, trabajadores, estudiantes, jubilados, amas de casa y el pueblo ecuatoriano en general se volcaron a las calles para exigir su derecho a una vida digna y a no ser las víctimas de un reajuste económico del cual serían las y los únicos afectados.

Así, una vez más nos encontramos a meced de las políticas neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional. Es la política neoliberal de los organismos multilaterales, en gran medida la culpable de que el 1% de la población posea el 99% de los recursos del planeta, un planeta que, además, gracias a la desregularización en materia ambiental y el extractivismo salvaje, está destruyendo de forma vertiginosa la naturaleza y dejándole un pasivo social y ambiental, inmanejable a las futuras generaciones.

En este contexto, resultó legítimo e indispensable que las comunidades, los pueblos y nacionalidades indígenas, trabajadores, estudiantes, jubilados, amas de casa y el pueblo ecuatoriano en general; ejerzan su derecho a la protesta social, la misma que es legítima y el derecho a la resistencia establecido en el Art. 98 de la Constitución de la República y hagan oír su voz en las calles, que es el único espacio de real participación que se nos concede.

Pero, como respuesta a estas movilizaciones el presidente Lenin Moreno decidió usar la violencia en lugar del diálogo, ya que el día jueves 03 de octubre del 2019, de manera inconstitucional dictó un estado de excepción, el cual es un menos cabo al pueblo ecuatoriano, a su Constitución y la Convención Americana de DDHH. Este estado de excepción develó que detrás del discurso conciliador del régimen estuvo siempre la intención de repetir las prácticas represivas y violatorias a los derechos humanos que han usado todos y cada uno de los presidentes de la República, desde el retorno a la democracia, para imponer medidas económicas neoliberales y antipopulares que buscan solucionar las crisis generadas precisamente por los grupos de poder económico que nunca son los afectados al momento de tener que “hacer sacrificios” para salvar la economía del país.

1 pensamiento sobre “El Levantamiento Indígena y Paro Nacional de Octubre

  1. Gracias, leo atentamente todo lo que me llega. Sé que este es un primer análisis suyo que llega. Creo que no hay un reconocimiento real de las acciones de las mujeres y jóvenes, sobre todo indígenas pero también urbanxs organizadxs y empobrecidss. No somos sólo amas de casa aunque además de la resistencia ejercemos el cuidado de la vida y la naturaleza (trabajo no reconocido), la sobrevivencia de las comunidades y familias, el trabajo agrícola, agropecuario, con menos reconocimiento económico también el trabajo remunerado, claro que con menos salarios y sobre todo en servicios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Economía, ecología, éticaIleana Almeida

Si la explotación minera y petrolera causa tanta destrucción y no es un factor de progreso social, si las condiciones propias de una extracción irresponsable no son tan óptimas como todos quisiéramos, significa que la tecnología no está aún lista para beneficiar las riquezas del subsuelo sin atentar contra el ambiente, que la producción industrial no garantiza sustentabilidad, que el avance científico-técnico no se ajusta a las expectativas de la justicia social. Leer más ...

x Close

Gracias por su Me Gusta en nuestra página

Abrir chat
¿Cuéntanos una noticia?
Hola.
¿Quieres contar una noticia o recibir nuestros boletines?
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: