RSS

Derecho al encuentro

14 Nov
Facebooktwittergoogle_plusmail

Por: Luis Cunuhay
Kichwa del pueblo Panzaleo
Noviembre 14 de 2018

Atrás se quedó el día de los finados; un día hermoso y privilegiado para el reencuentro con los seres más queridos que se nos adelantó el viaje.

 Acudimos al cementerio con el cariño y la esperanza de volver a ver para juntos admirar los colores más hermosos de las flores y percibir el aroma penetrante. Cargados de rica y nutritiva comida y diversas frutas para degustar como en aquellos tiempos inolvidables.

Unos con lágrimas en el rostro, otros con el corazón acongojado y el espíritu ansioso de ver solo por un momento imaginariamente y contar los avatares de la vida y los sueños del mañana nos reunimos en familia en el cementerio para explorar el amor ardiente, el afecto penetrante y sentirnos cada uno de nosotros.

Las pocas horas que pasamos juntos en la casa eterna de nuestro destino infinito  pareció años y décadas internas, más la noche inquietante irrumpiste para separar el corazón, la mente, y el espíritu del ser que solo en este día apareció  nuevamente  para darnos ánimo a la vida y energía que perdure hasta el que llegue el próximo finados, más imposible será  desprender del espacio privilegiado que ocupa en el corazón.

El cuy, el conejo, la colada morada y las wawas de pan, la casa llena de amigos, familias, vecinos expresando palabras de aliento, sonrisa, chistes, compartiendo el más sencillo alimento pero llenos de calor humanos, queda en la memoria de quienes fuimos actores sujetos de los finados.

Facebooktwittergoogle_plusmail
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 noviembre, 2018 en Categoría

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: