RSS

No se puede amar lo que no se conoce

12 Jul
Facebooktwittermail

Por: Rosendo Yugcha
Gestor Cultural
12 de julio de 2018

Hablemos de patrimonio cultural. La salvaguardia o salvaguarda patrimonial es al mismo tiempo un proceso, un compromiso y una responsabilidad. Es un proceso de acciones progresivas a implementarse para garantizar que un patrimonio cultural declarado o no declarado, pueda mantener su categoria y perdurar como tal en el tiempo y en su espacio territorial de referencia. Estas acciones deben estar organizadas en un plan técnico avalizado por el ente rector a nivel nacional y es de aplicación obligatoria para las autoridades competentes en cualquier período.

La salvaguardia patrimonial es por tanto un compromiso colectivo y participativo pues implica una accion coordinada a traves de un comité interinstitucional que se encargará de coordinar su implementación progresiva y permanente.

Finalmente la salvaguardia patrimonial es una responsabilidad conjunta; de las autoridades, destinando los recursos necesarios en los planes anuales y expidiendo las normativas necesarias que garanticen su cumplimiento permanente. A la ciudadanía le corresponde conocer el plan de salvaguardia, participar en la toma de decisiones, aportar en las acciones de implementación y en denunciar el incumplimiento de la salvaguardia patrimonial.

En este punto, es preciso destacar el protagonismo de los gestores culturales comunitarios que en sus barrios y comunidades hacen su esfuerzo por mantener, preservar y difundir su patrimonio cultural festivo, gastronómico y relacional. Esfuerzo que debe recibir un reconocimiento de las autoridades pero que sobretodo, necesita ser acompañando permanentemente.

Considero pertinente hacer un llamado a las autoridades del Ministerio de Cultura y Patrimonio para que acudan a los barrios del centro y suroriente de Quito donde los saberes ancestrales, alrededor del Qhapaq Ñan, han sido preservados y mantenidos desde una perspectiva comunitaria a través de caminatas, encuentros, conversatorios y procesos culturales de mas de 30 años.

Esta gestión cultural comunitaria viva necesita fortalecerse y difundirse como un aporte en la salvaguardia patrimonial.


«No se puede amar lo que no se conoce», artículo de Rosendo Yugcha Changoluisa. Lea y escuche en Riksinakuy (https://atuplan.com/). Julio 12 de 2018.

Facebooktwittermail
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 julio, 2018 en Categoría

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: