Humano, Otro Humano y No Humano en la Cosmovisión de la Nación Aénts

Facebooktwittergoogle_plusmail

Por: Santiago Utitiaj Paati, Juakmaru / Tunki, yumi, 11 de 2018

Humano: Aénts

Según la filosofía shuar. Los Aénts son seres de carne (namánk), hueso (ukunch) y sangre (numpa) con espíritu (aéstsri) y alma (wakaní) propios; tienen sentidos (nekámatairi), sentimientos (nekátairi) y emociones (anénkrattairi). Este humano cuando fallece, si ha sido un Hombre Kakáram (Waímiaku, Iimiaru, Kanarú), su espíritu y alma se convierte en Arutam y se encarna en un animal superior hasta corporizarse en otro shuar –Arutam Achíkma (Jaguar, Boa, etc.). Un shuar, aunque cumpla esta categoría, si ha llevado una mala vida puede encarnarse en un animal inferior: Ampush y Japa «hasta pagar la pena» en la tierra y luego partir a otra tierra o mundo (Yajá Nunka).

Otros Humanos: Chikich Aénts

En un principio todos éramos shuar, pero unos por el incumplimiento de las normas de convivencia armónica establecidas por Etsa para vivir bien entre los shuar, se involucionaron en: aves, plantas y animales como son: Washi que no pudo cantar y solo logró decir “a”, ”a”, “a” y quedó convertido en mono; y Chiwia que rehusó las órdenes de Etsa en ponerse un Itip normal de los shuar y se puso un Itip muy corto; y se transformó en un tropetero; Ipiak, Súa, Yakum, Panka, Yantsaúch, Kujáncham, entre otros, también incumplieron. Sin embargo, también ellos son Aénts, y en la actualidad vivimos en simbiosis los shuar con estos Aénts. Por estas razones, en el Ecuador hablar de los Derechos de la Naturaleza en la Constitución es de mucha significación para los Shuar, Achuar y Nacionalidades amazónicas; donde los humanos (Aénts) pueden hablar, exigiendo respeto como un acto de hermandad con Otros Humanos (Chikich Aénts).

Las plantas de Sanación y Energización de los Shuar, Achuar, Awajun y Wampis como son: el Natem, Yáji, Míkiut, Tsank, entre otros, son otros humanos que tienen espíritu y alma; y con ellos se puede conectar y mantener un nivel de diálogo. Cuando se ingiere la esencia de estas plantas; cumpliendo ciertas reglas, es allí cuando se abren otros sentidos del más allá para comunicarnos con seres ultraterrestres. Las divinidades que habitan en el Cosmos (Etsa y Ayumpum), en la Tierra (Shakaim) junto a los humanos, Intraterrestres (Nunkui) y seres del Amgua (Tsunki), son otros humanos; y estas cinco divinidades están alineadas a la base del sistema de numeración shuar, ewej (Sistema de numeración de base cinco).

Los Ríos también son humanos, dice la historia sagrada de los shuar, que El Río (Entsa) y Sékemur (jabón) se comunicaban con Etsa para hostigar a Iwia, cuando éste se iba a bañar, antes de la gran comida -su esposa hecha carne de Japa-, según la historia Sagrada de la Nación Aénts y su idioma Aénts Chicham constituido por: Shuar chicham, Achuar chicham, Awajun chicham y Wampis chicham.

Los Ríos son seres que duermen y se despierta a la madrugada. Nosotros  vivíamos cerca del Río Shímpis, y en una ocasión me desperté a la madrugada y no sabía la hora y le pregunté: ¿Ma, tsawaawash? –Madre, ¿Estará amaneciendo?, ella me dijo: Tsawawai, entsa shintiar chichaawai; -sí, hace rato, que el Río se despertó y está hablando…

 Estos seres tienen inteligencia, sentidos, sentimientos y emociones. En este contexto también son Otros Humanos; en consecuencia, para la Nación Aénts, no hay aquel que no sea humano. Es por eso que, mi madre Tsapau (Margarita Paati) de 80 años, siempre me habla de «…Nateman, Mikiutin nuyá Tsankun Aéntsri emestamkain pénker ijiarmatá iwiaítiamkak…»´para que el espíritu y el alma de la Ayaguasca, Floripondio y Tabaco te de buenas visiones y no visiones negativas, manténgase en ayunas´.

No humano: Aéntscha

Esta categoría es un invento del occidente, para los shuar el /los No Humanos serían los robots (humanoides). Tiene una limitada inteligencia racional, y no tienen la inteligencia emocional como los humanos y otros humanos lo poseen; si lo logran tener algún día de manera artificial, tendrían los sentidos, los sentimientos y las emociones menos complejos; tampoco tendrían el alma y el espíritu de Aénts como los Shuar, Achuar, Awajun y Wampis.

Kusúiiii!!!

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.